El Correfoc

7/25/2006 Beldz 0 Comments



El Correfoc
, o también conocido como Ball de Diables, es una tradición muy arraigada en Catalunya. Ha pasado a convertirse en una parte esencial de las fiestas mayores y cada pueblo/ciudad tiene un grupo que se encarga de organizar las danzas y el vestuario de los principales protagonistas.
El elemento y símbolo principal es el fuego ,llevado por personas vestidos de diablos: "este colectivo, entusiasta, divertido y con juerga como nadie, es el soberano de una fiesta que está llena de olor a pólvora, de sinuosas nieblas de humo sólo diluidas por una luminaria de chispas incandescentes. La explosión del trueno, la luminosidad del fuego, el humo y el repique de los timbales crean un ambiente ensordecedor y aceleran las vibraciones hasta tal punto que nos encontramos inmersos y atrapados en una sensación que domina. En la oscuridad, siluetas con cuernos danzan y saltan en medio de un diluvio de fuego".

Junto a los diablos se coloca el bestiario medieval, formado por dragones, grifos u otros animales mitológicos, y el grupo de tambores que se sitúa detrás, marcando el ritmo y haciendo la fiesta aún más completa. Hay que advertir a los que quieran unirse y seguir a los diablos, el ir bien equipado para no quemarse ni inhalar demasiado humo.

  • Para más información:
La Patum de Berga
Diables d'Argentona: 14 anys jugant amb foc

The History of Pirates: Calico Jack

7/22/2006 Beldz 2 Comments


John Rackham, más conocido como Calico Jack fue un capitán pirata del siglo XVIII. Se ganó este sobrenombre debido al tipo de ropas que llevaba, hechas con calicó, una ropa blanca importada de Calcuta (India). Más famoso se hizo aún por llevar a dos de las más notables mujeres piratas de su época: Anne Bonny y Mary Read.

Poco se sabe de sus orígenes, aunque nos remontamos en 1718 cuando era el contramaestre (suboficial que dirige la marinería de un navío) de un barco de la Royal Navy llamado "The Neptune", bajo el mando del capitán Charles Vane. Cuando Vane rehusó perseguir un navío francés en batalla, la tripulación se amotinó y alzó a John Rackham como su líder. Calico Jack inmediatamente hizo virar el navío, persiguiendo al barco francés y lo abordó tomando posesión de él. Después de esta victoria y estimulado por las riquezas a bordo de la nave capturada, Rackham sugirió a la tripulación adentrarse en la piratería. Quizás en parte, debido al motín que pendía ya sobre sus cabezas, la tripulación aceptó de buen grado.

En 1719, Rackham navegó hacia el puerto de la isla de Nueva Providencia y decidió aceptar una oferta de perdón real gracias al gobernador Rogers (también debido a la amnistia general que este gobernador ofertó a los piratas). Durante su estancia allí, Rackham se enamoró de una mujer casada llamada Anne Bonny, esposa de James Bonny, y se hicieron amantes. Rackham se gastó mucho dinero en cortejarla y por dicho motivo se quedó sin fondos y se unió a la tripulación del capitán Burgess, antiguo pirata y corsario en busca de barcos españoles.
Cuando la relación entre Rackham y Bonny se hizo pública, el gobernador de Nueva Providencia les amenazó con azotar a Anne por adulterio. Antes de dejar a Bonny para ser castigada, la pareja convino en hacerse con una tripulación. En agosto de 1719, Calico y Bonny robaron un navío llamado William y volvieron a la piratería. Temiendo que la tripulación se negase a compartir el viaje con una mujer (creían que era un mal augurio), Anne se vistió como un hombre y adoptó el nombre de Adam Bonny, convirtiéndose en un miembro respetado de la tripulación y luchando al lado de sus compañeros masculinos.

Recorrieron las aguas de las Bahamas, cruzando las Bermudas y la Hispaniola, capturando diversas naves y haciéndose con botines provechosos. En un apresamiento se les unió un joven marinero llamado Mark Read, que resultó ser realmente una joven inglesa llamada Mary Read. Anne permitió que se uniera a la tripulación y lucharon juntas.
Cuando surcaban las aguas del norte de Jamaica se les acabó su suerte; fueron sorprendidos por un barco que pertencía al gobernador, comandado por el capitán Barnet, cazador de piratas. Intentaron escapar, aunque sin éxito: Rackham y su tripulación fueron llevados a juicio en Port Royal, en Jamaica, el 16 de noviembre de 1720. Junto con los restantes miembros de la tripulación, se les juzgó como culpables de piratería y colgados al siguiente día, a excepción de las dos mujeres, que escaparon de la horca alegando estar embarazadas.

  • En la imagen: tipo de bandera que lucía Calico Jack en sus navíos. Recordemos que hay diversos tipos de banderas según conviene a cada pirata.
  • Recomendación: la canción "Calico Jack" del disco "Port Royal" (1988) de Running Wild.

Perseus: A Whisper of Death

7/14/2006 Beldz 0 Comments


Perseo y la gorgona Medusa

Polidectes, el lujurioso hermano de Dictis, era rey de Sérifos. Quiso casarse con Dánae, pero Perseo defendió a su madre, que no deseaba tal boda. Enojado por el rechazo, Polidectes intentó conquistar a Hipodamia, hija del rey Enomao de Pisa, y pidió a los habitantes de la isla que le entregasen un caballo cada uno para regalárselos. Perseo no tenía caballos, pero dijo que daría cualquier otra cosa que el rey pudiera sugerir, incluida la cabeza de la gorgona Medusa. Polidectes sabía muy bien que ningún hombre había vuelto jamás de visitar a las gorgonas y, confiando en que Perseo correría la misma suerte, lo envió a cumplir su precipitada promesa.

Zeus envió a Atenea para ayudar y aconsejar a su hijo (Perseo era hijo de Zeus y Dánae la cual fue fecundada a partir de una bella lluvia de polvo de oro), y la diosa lo encaminó a una cueva en Libia donde vivían las tres ancianas llamadas Grayas; éstas le dirían dónde podría encontrar a ciertas ninfas que preparaban armas especiales para vencer a las gorgonas. Las Grayas, hermanas de las gorgonas, se negaron a ayudar a Perseo. Tenían un solo ojo y un único diente para todas y, mientras se pasaban el ojo de una a otra para mirar al visitante, Perseo se apoderó de él y afirmó que no se lo devolvería hasta que le revelaran el paradero de las ninfas. Al fin las encontró y ellas le ofrecieron las armas: una bolsa en la que meter la cabeza cortada de Medusa; un par de sandalias aladas para escapar de sus inmortales hermanas, Esteno y Euríale, que tenían alas de oro y manos de bronce; y un gorro mágico que lo haría invisible mientras realizara la tarea. Hermes le dio, además, una afiladísima hoz de diamante y le ayudó a pulir su escudo de bronce hasta lograr que brillara como un espejo: le sería útil para poder mirar la imagen reflejada de las gorgonas, que convertían en piedra a aquel que las miraba directamente.

Perseo supo que se acerba a la guarida de las gorgonas por las imágenes petrificadas de los hombres y las mujeres que las habían mirado; las hermanas las habían dispuesto como estatuas de mármol a cada lado del camino. Invisible gracias a su gorro mágico, se aproximó a Medusa observando cuidadosamente su reflejo en el escudo. Era horrenda, tenía serpientes en vez de cabellos y una enorme lengua roja que colgaba de su boca. Perseo la decapitó con un sólo tajo de su hoz y, tras meter la cabeza en la bolsa, huyó rápidamente con sus sandalias aladas. Esteno y Euríale no pudieron darle alcance y al cabo regresaron para llorar a su hermana muerta.


- "Perseo", de Benvenuto Cellini (1545-1554)
Loggia dei Lanzi (Florencia)

Mi Colección III

7/08/2006 Beldz 3 Comments


Caballero de la marca Papo comprado en el festival "Terra de Trobadors" de Castelló d'Empúries.

Recomendación: La condesa de Cagliostro

7/08/2006 Beldz 0 Comments


Título: La condesa de Cagliostro
Autor: Maurice Leblanc
Editorial: Edhasa
Nº de páginas: 384
Precio: 18,50 €

Argumento:

"Después de pasar una tarde con su amada, el joven Arsenio Lupin presencia casualmente lo que parece un asesinato y, en un arrebato justiciero, decide salvar a la víctima, que más tarde sabrá que no es otra que la Condesa de Cagliostro. Fascinado por la belleza y el peculiar carácter de esta dama, la sigue en sus correrías y descubre que quienes estaban a punto de matarla iban en busca de un mítico tesoro templario, y que en ningún modo puede considerarse a la bella condesa como una joven inocente. Embarcado en una trepidante aventura en la que su vida correrá serio peligro en más de una ocasión, Arsenio Lupin se revela como un joven audaz, imaginativo e inteligente e intenta sacar partido de la información de que dispone".


Recomendación: El lenguaje de las piedras

7/07/2006 Beldz 2 Comments


Título: El lenguaje de las piedras vol. 1
Autor: Robert Carter
Editorial: Edhasa
Nº de páginas: 576
Precio: 28 €

Argumento:

"Las piedras diseminadas por el reino guardan silencio. Un silencio muy peligroso. La mágica estructura de defensa que creaban las líneas imaginarias que las unían ha desaparecido, pues al construir caminos y ciudades amuralladas, los traficantes de esclavos han cambiado la faz del reino, y con ello han desbaratado el frágil equilibrio de poder que garantizaba la paz.
La responsabilidad de mantener ese equilibrio recae ahora sobre las espaldas del ya anciano Gwydion, que conoce como pocos este reino y sus peligros, que recorría sus frondosos bosques antes de la llegada de los druidas, antes de la llegada de los traficantes de esclavos, y antes incluso de que el rey Arturo pusiera el reino en pie de guerra. Aunque por entonces todos le llamaban Merlín. Su tarea no es fácil, y para cumplirla sólo cuenta con la ayuda que pueda prestarle el joven Willand, su alumno, quien sin saberlo está a punto de aprender una lección inolvidable sobre la ambición y la naturaleza del mal.
Los enemigos a los que van a enfrentarse son temibles: hombres, monstruos y una bruja tan poderosa como Gwydion.
El reino está hoy devastado. Nada queda de murallas y caminos. Y las piedas están despertando de su letargo... para revelar su inquietante mensaje".


Mi Colección II

7/06/2006 Beldz 0 Comments


Segunda figura de plástico, esta vez de la marca Warriors of the World, al igual que la anterior. Se trata de un caballero francés que compré en el mercado medieval de Montblanc.

El Anfiteatro de Tárraco

7/05/2006 Beldz 1 Comments


Texto extraído del folleto de información:

El Anfiteatro fue construido fuera murallas y cerca del mar, en un momento comprendido entre finales del siglo I d.C e inicios del siglo II d.C. Su construcción se debió a la iniciativa de un personaje importante de la província: un sacerdote de culto imperial (llamados "flamen Romae Divorum et Augustorum"), dignidad reservada a la élite provincial y que está en estrecha relación con el conjunto de edificios provinciales de la Parte Alta de Tarragona.
La grada o "cavea" estaba dividida en función de las clases sociales. En este Anfiteatro se conservan las dos primeras zonas de gradas y las primeras gradas de la tercera. Al lado oeste, la grada estaba excavada en la roca, mientras que la grada este -la del lado del mar- estaba construida con opus caementitium -hormigón romano-. Dos grandes puertas se abrían en los extremos longitudinales y al lado del mar había la tribuna desde dónde se presidían los juegos. Sobre el "podium" -muro que rodeaba la arena- se instaló una gran inscripción que conmemoraba la reforma que hizo el emperador Heliogábalo en el año 221 d.C, y que es considerada la de mayor longitud del Imperio. Las fosas, que estaban habitualmente cubiertas de madera, permitían el acceso desde el exterior del anfiteatro.


En el Anfiteatro se realizaban, principalmente, los espectáculos con derramamiento de sangre, como las luchas entre gladiadores, luchas con animales, ejecuciones -como el del martirio de los cristianos- y, a veces, espectáculos atléticos, malabares y otros entretenimientos similares.
En la antigüedad, los mártires eran un objeto de veneración, no sólo en Tárraco, sino también en toda Hispania: en su memoria se construyeron, en el siglo IV, una basílica sobre la arena del Anfiteatro. La basílica estaba formada por tres naves separadas por columnas de granito procedentes de edificios imperiales. Disponía también de una cámara lateral y, a su lado, se situó una pequeña necrópolis. En el siglo XII, sobre la antigua basílica, se bastió una románica, con advocación a la virgen "Santa María del Miracle". Se trata de una iglesia de cruz latina de nave única y cubierta con bóveda apuntada, y al igual que la iglesia del siglo VI, también generó una pequeña necrópolis.

  • Para más Información:


1. Arena
2. Fosae
3. Podium
4. Gradas excavadas en la roca
5. Santuario a la diosa Nemesis
6. Gradas
7. Tribuna de Autoridades
8. Acceso a la Arena
9. Basílica Cristiana
10. Iglésia románica
11. Necrópolis
12. Restos del perímetro exterior

Lecturas: Las crónicas de Belgarath / Mallorea

7/04/2006 Beldz 0 Comments


Las crónicas de Belgarath es una saga escrita por David Eddings que consta de cinco volúmenes, en los que se narran las aventuras de Belgarath el Hechicero. Éstos son los libros que la conforman:

1. La Senda de la Profecía
2. La Reina de la Hechicería
3. La Luz del Orbe
4. El Castillo de la Magia
5. La Ciudad de las Tinieblas

Argumento:

"En el principio de los tiempos, el malvado dios Torak quiso imponer su supremacía en el mundo y arrastró a dioses y hombres a la guerra. Pero Belgarath el Hechicero condujo a un grupo de hombres que se apoderaron del Orbe y desde entonces protegió a la humanidad. Mientras el Orbe descansara en Riva, los hombres estarían a salvo.
Pero eso no era más que una historia, y Garion no creía en destinos mágicos, aunque un hombre siniestro y sin sombra venía turbando sus sueños desde hacía años. Criado en una granja tranquila por su tía Pol, ¿cómo iba a saber que el Apóstata planeaba despertar al terrible Torak, o que él sería conducido a una misión de peligros y magia sin parangón por aquellos a quienes quería?"

David Eddings también escribió una continuación, llamada Las Crónicas de Mallorea, en la que aparecen los mismos personajes. Consta de cinco volúmenes:

1. Los Guardianes del Oeste
2. El Rey de los Murgos
3. El señor de los Demonios
4. La hechicera de Darshiva
5. La Vidente de Kell

Argumento:

"Ni siquiera Belgarath sabía quién era Zandramas. Pero Garion logró descifrar un párrafo del Códice Mrin y descubrió que la lucha entre la Luz y las Tinieblas todavía seguía vigente. Los “Guardianes del Oeste“ es el primer volumen de las “Crónicas de Mallorea”, continuación de las “Crónicas de Belgarath”. Una nueva epopeya por tierras extrañas donde reyes, hechiceros y dioses participan en la culminación de una profecía que puede cambiar el destino del mundo".