World of Warcraft JCC: "A través del Portal Oscuro"

4/30/2007 Beldz 0 Comments


"La tormenta arrecia en Las Tierras Devastadas cuando el mal resurge a través del Portal Oscuro. El derramamiento de sangre en Azeroth se intensifica cuando los Elfos de Sangre y los Draenei se unen a la contienda. En este momento el gran conflicto se propaga al otro mundo... la Legión Ardiente observa mientras planea su próximo movimiento. ¡Coge tus armas y prepárate, la oscuridad ha llegado!"

"A través del Portal Oscuro", editada por Upper Deck Entertainment, es la primera expansión del juego de cartas "World of Warcraft", iniciada con "Heroes of Azeroth", no traducida al castellano.
Se recomienda que cada jugador tenga su propio mazo de inicio, de 15€ cada caja, aunque también se tiene la oportunidad de completar la colección mediante la compra de sobres, de 4€ cada uno y con 15 cartas de juego. A través de ellas, podremos obtener un héroe de la horda o de la alianza y con las restantes cartas mover aliados, ejecutar hechizos y conjuros al jugador objetivo.


Cada caja de mazo contiene:

- 1 mazo de 33 cartas preconstruido de una de las 9 clases de personaje
- 3 cartas de héroe de gran tamaño
- 2 sobres para personalizar tu mazo
- Libro de reglas


El monasterio de Santa María de Poblet

4/25/2007 Beldz 3 Comments


El monasterio de Poblet, situado en la Conca de Barberà, es el monasterio cisterciense más grande de la península ibérica. Actualmente, aún residen en él una comunidad de 30 monjes ataviados de blanco, típico de este grupo religioso.

Los monjes se instalaron en 1153 y con la ayuda real y de la nobleza empezaron a construir el monasterio. La particularidad de su iglesia se encuentra en la cabecera, ya que no es totalmente plana, como la de Santes Creus o Vallbona de les Monjes, sino que tiene un deambulatorio al que se le abren unas pequeñas absidiolas. Alrededor del claustro principal, se situan diversas estancias como la sala capitular -el lugar de reuniones y de entierro de abades-, la biblioteca, el refectorio o comedor, el calefactorium, la cocina y las zonas de los conversos. Ésta es la zona que se puede visitar hoy en día; la parte donde residen los monjes, con otras muchas estancias y dos claustros más, está cerrada al público.
El monasterio también está rodeado por una preciosa muralla, donde se destaca la Puerta Real, flanqueada por dos torres. A su lado, la portalada de la iglesia de estilo barroco -superpuesta a la gótica- no desentona demasiado, desde mi punto de vista.


Su atractivo reside por el hecho de que fue el panteón real de la dinastía catalano-aragonesa. Así pues, encontramos en el ábside sus tumbas ricamente talladas, aunque restauradas actualmente, de Alfonso, el Casto, Jaime I el Conquistador, Pedro el Ceremonioso y sus esposas, Maria de Navarra, Elionor de Portugal y Elionor de Sicília, Juan I, Martín I el Humano, Mata de Armanyac, Violant de Bar, Fernando de Antequera, Alfonso el Magnánimo, Juan II y Juana Enríquez. El retablo que decora la zona del altar es obra de Damià Forment, de estilo renacentista.

Los monjes del Císter aparecieron en contraposición a los monjes de Cluny, en Francia. Éstos habían olvidado las reglas monásticas de pobreza y su monasterio empezó a acumular riquezas. Entonces Roberto de Molesme fundó una nueva abadía, Cíteaux (de ahí el nombre de la orden) y junto a un grupo de monjes volvieron a recuperar las reglas benedictinas de San Benito de Nursia, el ora et labora. Es por esto que en los monasterios cisterciences no se encontraran pinturas que decoren las paredes, ni esculturas que puedan despistar al monje de su oración. Los capiteles no contendrán representación figurada, sino un estilo vegetal, geométrico y simple.


  • Imágenes (por orden de aparición):
- Escudo oficial del monasterio de Poblet
- Puerta Real
- Retablo de Damià Forment y tumbas reales
- Claustro principal

  • Para más información:
Monestir de Poblet
La ruta del Císter

Entre Picasso y Dubuffet

4/02/2007 Beldz 1 Comments


Título:
Entre Picasso y Dubuffet. La colección Jean Planque
Lugar:
Centro Social y Cultural de La Caixa, Tarragona
Fecha:
Del 23/03 al 29/07 del 2007

"He querido más a los cuadros que a la vida", aseguraba Jean Planque, un coleccionista por el que no habia ningún otro placer que superase la contemplación de las obras de arte.

Jean Planque descubrió el arte de la pintura a principios de los años 30. La curiosidad y el entusiasmo le llevaron a conocer a los artistas más grandes de su siglo, especialmente Picasso y Dubuffet. La colección Jean Planque reúne 150 pinturas, dibujos y esculturas de 50 artistas diferentes. Tiene un carácter específico no sólo porque estaba compuesta de obras de algunos de los artistas más importantes de los siglos XIX y XX, sinó porque también revelaban una gran coherencia entre ellas. La exposición reúne 130 obras destacadas de la colección Planque. Algunos de los artistas representados son Fermín Aguayo, Pierre Bonnard, Georges Braque, Paul Cézanne, Antoni Clavé, Edgar Degas, Robert y Sonia Delaunay, Jean Dubuffet, Raoul Dufy, Sam Francis, Paul Gauguin, Juan Gris, Paul Klee, Fernand Léger, Manolo Millares, Claude Monet, Pablo Palazuelo, Pablo Picasso, Odilon Redon, Pierre-Auguste Renoir, Georges Rouault, Louis Soutter, Antoni Tàpies, Francisco Toledo, Félix Vallotton y Vincent van Gogh.

Nada más entrar en el centro cultural de La Caixa, y para introducir la exposición, había un tríptico de grandes dimensiones (195x535 cm) de Curro González llamado "El Bosque de leche" (1999). En esta peculiar composición, había representadas caras de personajes históricos, que se extendían por todo el lienzo. "Curro González pretende con esta obra introducir una crítica reflexiva en el mundo de la cultura actual. El bosque de leche supone un intento de representar un espacio, un bosque profundo, donde se puedan encontrar voces que nos narren el discurso de la cultura occidental. 28 voces como las de Homero, van Gogh, Mozart, Cervantes, Kafka, Flaubert, Freud, Diógenes, da Vinci o el Duke Ellington que nos ayudan a encontrar un lugar en el mundo".

La exposición, que reúne a muchos de los artistas más destacados del siglo pasado, es una buena oportunidad para todos aquellos que gusten del arte contemporáneo. Sin embargo, la organización y la colocación de los cuadros no me gustó en absoluto. No quedaban claros, ni bien relacionados, las descripciones con sus respectivos cuadros, así como el itinerario, bastante confuso.
Para terminar, la muestra se complementaba con un pequeño video sobre la vida de Jean Planque y diversas cartas, dirigidas a algunos de los pintores y artistas de la época.

  • Imágenes
  1. "Composición con letras" (1919), de Fernand Léger
  2. "Òpera Bobèche" (1963), de Jean Dubuffet