Tre war Venydh

9/22/2009 Beldz 3 Comments


Tre war Venydh
, más conocido como Tintagel, es un pequeño pueblo en la región de Kernow (Cornwall, Cornualles), en el suroeste de Gran Bretaña. La localidad pasaría totalmente desapercibida por la sociedad, si no fuera porque en sus proximidades se alza un inexpugnable castillo, relacionado directamente con la leyenda artúrica.

Los cimientos del actual castillo de Tintagel debemos buscarlos en la ocupación romana de Britania, entre los siglos III y IV d.C. El asentamiento se convirtió, con la llegada de los celtas indoeuropeos, en una importante y conocida fortificación, o incluso residencia real. Teorías actuales apoyan esta última idea, probablemente para defender o patrocinar su posible vinculación con el rey más famoso de todos los tiempos: "En 1998, una noticia apareció en los periódicos. Entre estas ruinas de Tre war Venydh, los arqueólogos habían desenterrado restos de cerámica y cristal, y un pedazo de pizarra. En él, aparecía escrito "Artognov", nombre del que deriva el actual Arturo".


Vistas aéreas de la zona


Más tarde, en el siglo XII, el clérigo Geoffrey de Monmouth, recogiendo la tradición oral anterior y transformando buena parte de ella en fábula, escribió la "Historia Regum Britanniae" (Historia de los reyes de Bretaña), donde daba por sentado la existencia de un fabuloso rey britano, Arturo, hijo de Uther Pendragón, que luchó contra los sajones para establecer la paz en el reino. El autor dedica unas páginas a vincular el castillo de Tintagel como el lugar en el que fue concebido Arturo. Veámoslo:

Dícese que Uther Pendragón, en los tiempos en que mantenía un enfrentamiento con el duque Gorlois de Cornualles, se enamoró de su fiel mujer, Igraine. La imposibilidad de conquistarla hizo que recurriera a las estratagemas del mago Merlín, que lo transformó físicamente en el duque Gorlois: "Para dar cima a tu deseo, deberás servirte de artes nuevas para tu tiempo e inauditas. Con mis drogas, sé cómo darte la apariencia de Gorlois, de manera que en todo te asemejes a él. Si haces lo que te digo, te convertiré en un doble perfecto del duque, y a Ulfin en la réplica exacta de su camarada Jordán de Tintagel. También yo cambiaré de forma y me uniré a la expedición. De ese modo podrás entrar a salvo en el castillo y tener acceso a Igerna". Este castillo no era otro que el de Tintagel, lugar en el que el duque Gorlois envió a su mujer para resguardarla del peligro de la guerra, mientras él defendía otro castillo próximo, Dameliock. Así, con sus engaños, "emprendieron camino a Tintagel y llegaron al castillo con el crepúsculo". Uther Pendragón consiguió satisfacer su deseo, en el mismo instante en que el duque Gorlois moría en el campo de batalla, e Igraine concibió "aquella noche al celebérrimo Arturo, que tanta fama adquiriría más tarde por su extraordinario valor". Con su muerte, Uther conquistaría Tintagel, y también a Igraine, con quien se casó.


La cueva de Merlín


El relato de Geoffrey de Monmouth adquirió fama y sirvió de base a muchos relatos posteriores, conocidos en conjunto como la "materia de Bretaña". Tintagel se convirtió en un lugar de referencia, tal y como lo demuestra la pronta reforma de la antigua fortificación bajo Ricardo, duque de Cornualles e hijo de Juan sin Tierra, a mediados del siglo XIII. Las ruinas que pueden contemplarse hoy en día corresponden a este período de la historia, pues en los siglos venideros el castillo fue cayendo en desuso y finalmente abandonado. No fue hasta el siglo XIX, con el auge del medievalismo en la corriente romanticista, que el castillo se convirtió en destino turístico. Autores tan conocidos como Alfred Lord Tennyson (1809 - 1892), dedicaron poemas, pinturas, y exaltaron, de una manera idealizada, las aventuras y desventuras de Arturo, Merlín y los Caballeros de la Tabla Redonda.

Incluso muy cerca del castillo, se encuentra la denominada cueva de Merlín, abierta al mar y a las constantes brumas matinales. Se dice que fue en este sitio donde el famoso mago estuvo un tiempo encarcelado por Morgana, aunque otra versión apuesta por el lugar donde vivía Merlín mientras Arturo aún era un niño. Lo que no cuenta Geoffrey de Monmouth, pero sí muchos otros autores, es el hecho de que Merlín, a cambio de convertir a Uther Pendragón en el duque Gorlois para que pudiera yacer con Igraine, pidió que se le fuera entregado el heredero, Arturo, al poco de su nacimiento.


N. C. Wyeth - De cómo Arturo fue entregado a Merlín (1917)
Edmund Blair-Leighton - Tristán e Isolda (1902)


En leyendas medievales posteriores, Tintagel también sirvió de escenario a otra de las historias de amor trágicas más famosas de la historia: la de Tristán e Isolda. El castillo era la residencia del rey Mark de Cornualles, el tío de Tristán y esposo de Isolda.

  • Para más información:
Tintagel Castle: Arthur's Birthplace?
Tintagel - King Arthur Country
Merlin's Cave Photographs
Richard Wagner - Tristan und Isolde
Geoffrey de Monmouth - Historia de los Reyes de Bretaña


3 comentarios:

Jolan dijo...

Fascinante. No tenía mucha idea de la mítica Tintagel, más allá de su ubicación en la no menos interesante Cornualles. Un viajecito por estas tierras no estaría nada mal... quizá para cuando haga la ruta de los castillos de Gales, que aún tengo pendiente. :)

Saludos!

Beldz dijo...

Pues espero impaciente tu crónica de los castillos de Gales, en cuanto te decidas a ir por allí ;)

Loren dijo...

Muy interesante todo lo que conciernte a Tintagel. Yo tampoco conocía demasiado, más que los breves apuntes que son de conocimiento popular.

Por cierto, N.C. Wyeth me parece un gran ilustrador, pero es que... ¡Blair-Leighton es aún mejor!