¡Happy Halloween!

10/31/2010 Beldz 2 Comments


Halloween (o la noche de brujas) es una festividad que se celebra el 31 de octubre, principalmente en Estados Unidos. Tiene su origen en la festividad pagana de Samhain, donde se celebraba el Año Nuevo Celta. La transición de un año a otro comportaba también una aproximación al mundo de los muertos. Con la llegada de inmigrantes irlandeses a Estados Unidos, como consecuencia de la Gran Hambruna de mediados del siglo XIX, se introdujo esta tradición, ya muy desvirtuada: típicas son las calabazas talladas (las Jack O'Lantern), los disfraces y el "truco o trato". ¡¡Feliz Halloween!!

Imagen extraída de Dinuba Branch Library

First National Flag

10/30/2010 Beldz 0 Comments


Uno de los símbolos de identidad más apreciados de cada país es su bandera nacional. La bandera representa el conjunto de la nación; es la insignia, el distintivo que reconoce a una determinada colectividad. Muchas de ellas son tan sólo franjas de colores; otras incorporan escudos, emblemas u otros elementos significativos; y algunas reflejan parte de la historia de ese país, como la bandera de los Estados Unidos.

Lo que hoy conocemos como Estados Unidos era, anteriormente, un conjunto de trece colonias británicas asentadas en la costa este. Los primeros colonos se establecieron en Jamestown, en lo que hoy es el sur de Virginia. Aunque los primeros tiempos de esta comunidad de colonos fueron muy difíciles -insalubridad, enfermedades y ataques indígenas-, hacia 1630, la población de Virginia contaba ya con unos 5.000 habitantes. La expansión no tardó en llegar; y las diferencias con su metrópolis, Gran Bretaña, se agravaron con el tiempo. Cuando el rey Jorge III decidió imponer a los colonos nuevos impuestos para sufragar los gastos que produjo la Guerra de los Siete Años (1756-1763), empezaron las protestas y las revueltas. La guerra por la independencia estaba servida. Pero, ¿cómo se identificaría Nueva Inglaterra en esta contienda?

Betsy Ross muestra la nueva bandera americana al general George Washington y a los otros miembros del Congreso Continental (versión de una pintura de Edward Percy Moran, 1917)

En los inicios de la Guerra de la Independencia (1775-1783), se usó una bandera (la First National Flag) muy parecida a la bandera de la Compañía Británica de las Indias Orientales, de clara similitud con la bandera que acabaría por identificar a la nación americana. Una supuesta leyenda cuenta que fue Betsy Ross la primera que confeccionó la futura bandera nacional. Nacida en el seno de una familia cuáquera, pronto empezó a trabajar en una tapicería. Allí conoció a John Ross, hijo de un párroco cristiano. Juntos huyeron a Nueva Jersey, debido a las diferencias de confesión no aceptadas por sus familiares, y abrieron su propio negocio de tapices. Se dice que un día de junio de 1776 recibió la visita de George Washington, Robert Morris y George Ross (el tío de su esposo). Sus intenciones eran claras: querían confeccionar una bandera propia. Para ello, le presentaron un diseño con trece franjas rojas y blancas distribuidas paralela y alternamente, que representarían los trece Estados; y sobre un pequeño fondo azul oscuro, trece estrellas de cinco puntas dispuestas en círculo, para simbolizar su unión. La bandera ondeó un mes después, con motivo de la Declaración de Indepencia (4 de julio de 1776). Aunque la veracidad de esta historia está muy discutida, muchos atribuyen a Betsy Ross el diseño de la bandera de Estados Unidos.

El 14 de junio de 1777 se estableció la bandera con trece franjas rojas y blancas, y una constelación de trece estrellas, que con el tiempo se irían ampliando hasta formar las cincuenta estrellas actuales.

Lewis Carroll: Diario de un viaje a Rusia

10/04/2010 Beldz 0 Comments


Nocturna Ediciones
editó, el año pasado, "Diario de un viaje a Rusia", de Lewis Carroll. Para estrenar mi reciente colaboración con "La Espada en la Tinta", escribí una reseña de este breve e interesante libro:

Muchos han sido los que, a lo largo de la historia, han querido dejar constancia de las experiencias de sus viajes, de sus aventuras, de las maravillas que han visto allá a lo lejos, en países exóticos, extraños o pintorescos. La literatura de viajes, al igual que tantos otros géneros literarios, ha estado presente en nuestra civilización desde tiempos muy antiguos. No obstante, su definición general es aún hoy controvertida, pues en este género –reconocido a finales del siglo XIX– se dan cabida diferentes tipos de libros de viajes, desde el emprendido por causas de exploración y descubrimiento de lo desconocido, por placer, por ansias de conocimiento o de aventuras.
Continuar leyendo