Edward Burne-Jones: El último sueño de Arturo en Avalon

12/01/2011 Beldz 9 Comments


Como a todos los pintores prerrafaelitas, a Edward Burne-Jones (1833-1898) también le fascinaba la leyenda del rey Arturo y los temas míticos. "El último sueño de Arturo en Avalon" es una buena muestra de ello. Tardó diecisiete años en terminarla. Encargada en 1881 por el noveno conde de Carlisle, George Howard, para decorar la biblioteca del castillo de Naworth, mostraba a Arturo en su lecho de muerte, en la imaginaria isla de Avalon, rodeado de Morgana y de otras mujeres o hadas que velaban por él. Burne-Jones estaba obsesionado con ella: se dice que incluso dormía en la misma postura que Arturo, y trabajó y retocó su pintura hasta el último día de su muerte. Con un estilo esteticista y de formas alargadas de gran belleza, influyó decisivamente en los simbolistas de finales de siglo. No hay duda de que se trata de su gran obra maestra.

Edward Burne-Jones
The Last Sleep of Arthur in Avalon (1881-1898)

[Ponce Museum of Art, Puerto Rico]


Entonces sir Bedevere tomó al rey sobre su espalda, y fue con él a aquella playa. Y cuando estuvieron en la playa, cerca de la orilla estaba detenida una pequeña barca con muchas hermosas damas dentro, y entre ellas había una reina, y todas llevaban caperuzas negras; y comenzaron a llorar y a plañir cuando vieron al rey Arturo.
-
Ahora ponme dentro de la barca -dijo el rey.
Así lo hizo él suavemente; y allí le recibieron tres reinas entre grandes gemidos; lo sentaron, y en uno de sus regazos posó el rey la cabeza. Y entonces dijo dicha reina:
-
¡Ah, querido hermano!, ¿por qué habéis tardado tanto tiempo en venir a mí? ¡Ay, harto se ha enfriado esta herida de vuestra cabeza!
Y se apartaron remando de tierra, y sir Bedevere contempló cómo se alejaban todas estas damas. Entonces gritó sir Bedevere:
-¡Ah, mi señor Arturo, qué será de mí, ahora que os vais y me dejáis aquí solo entre mis enemigos? -Ten ánimo -dijo el rey-, y pórtate lo mejor que puedas, pues en mí no queda confianza en qué fiar; pues voy al valle de Avalón a sanarme de mi grave herida; y si no oyes hablar nunca más de mí, reza por mi alma.

Sir Thomas Malory
La muerte de Arturo
(Siglo XV)

9 comentarios:

Eilonwy dijo...

¡Me encanta! ¡Es fantástica y me maravilla que tardase 17 años en terminarla y perfeccionarla! Eso es dedicación y pasión y lo demás, tonterías :)

Sin duda alguna los Prerafaelistas han sido siempre mi perdición, artistas con uno ideales muy altos. Esta obra en concreto es una magnífica muestra de esa magia y admiración que tenían por lo antiguo y lo legendario. Sin duda una gran obra y un gran texto.

Un saludo.

Beldz dijo...

Me alegro de que os haya gustado :)

Viendo el resultado, no se le tiene en cuenta que haya tardado tanto en terminar la obra.
A mí siempre me han encantado (no sé decir muy bien por qué) los cuadros que muestran a los personajes en sus lechos de muerte, me parece que muestran una realidad más chocante a la que estamos acostumbrados. Este no lo había visto nunca, pero me ha sorprendido gratamente

Un saludo!!

gostei do seu Blog! Lindas imagens!

Beldz dijo...

Curioso tu gusto por ese tipo de tema, C.G.Aparicio ;)

Bienvenido, Gilberto :)

Jolan dijo...

Realmente fabuloso, estoy de acuerdo.

Saludos!

Beldz dijo...

Oye Jolan, el otro día me dieron bibliografía sobre los cátaros. Me recomendaron un libro muy bueno que recoge las fuentes originales, y no sé si lo tendrás o lo has leído.

Te envío un mail :)

Adelaida dijo...

Las nieblas de Avalon , una maravilla de la literatura fantástica...