Canaletto: vistas venecianas

5/23/2013 Beldz 4 Comments


Las pinturas de Canaletto parecen estampas turísticas. Siempre me ha fascinado su precisión pictórica, su pincelada tan detallista y minuciosa. Cada pintura de Canaletto es una obra maestra. En esta ocasión, os traigo algunas de las que realizó en Venecia. Unas pinturas que nos transportan a la ciudad de los canales. Su punto de vista nos introduce en sus calles. Paseamos por la Piazza de San Marco. Nos sentamos cerca de la basílica de Santa Maria della Salute. Nos relajamos en una góndola. Compartimos sus fiestas y tradiciones. Respiramos la Venecia del siglo XVIII.

Pintor veneciano, el más famoso pintor de vistas del siglo XVIII. Comenzó a trabajar realizando decorados teatrales (la profesión de su padre), pero se inclinó hacia la pintura durante una visita a Roma en 1719-1720, en que recibió la influencia de Giovanni Paolo Panini. Hacia 1723 pintaba efectistas y pintorescas vistas de Venecia, caracterizadas por fuertes contrastes de luz y sombra y por su libre ejecución. Mientras, en parte debido a la influencia de Luca Carlevaris, y en buena medida rivalizando con él, Canaletto comenzó a ejecutar vistas mucho más precisas topográficamente, de punto de vista más alto, y de ejecución más minuciosa y tersa, características que determinan la mayor parte de su producción posterior. Al mismo tiempo, fue cada vez más prolífica su producción de dibujos, tanto a lápiz com a tinta, y comenzó a pintar los temas de ceremonias y fiestas que finalmente formaron una parte importante de su obra.

Sus clientes fueron principalmente coleccionistas ingleses, para quienes realizó a menudo series de vistas de un mismo tamaño. Entre ellos, cabe destacar a Joseph Smith (1682-1770), comerciante inglés de Venecia que fue nombrado cónsul británico allí en 1744. Tal vez fue a instancias suyas como Canaletto amplió su repertorio en la década de los cuarenta, para incluir temas de la tierra firme veneciana y de Roma, y asimismo la producción de numerosos caprichos. También prestó atención creciente a las artes gráficas, realizando una destacable serie de aguafuertes, y muchos dibujos a pluma y a pluma y aguada, como obras independientes y no como preparación de pinturas. Esto le condujo a cambios en su estilo pictórico, agudizando una tendencia ya bien acusada hacia una ejecución estilizada y mecánica.

Utilizó con frecuencia la cámara oscura como recurso para componer. En 1746 fue a Inglaterra. Durante una temporada tuvo mucho éxito, realizando vistas de Londres y diversas viviendas rurales. Después, con la caída de la demanda, su pintura fue haciéndose progresivamente más amanerada y falta de vida, hasta el punto de que llegaron a propagarse rumores, probablemente difundidos por sus rivales, de que en realidad él no era el famoso Canaletto, sino un impostor. En 1755 regresó a Venecia, donde siguió pintando el resto de su vida. Canaletto ejerció una gran influencia en Italia y fuera de ella. Su sobrino Bernardo Bellotto llevó su estilo a Europa central, y entre sus seguidores ingleses están William Marlow y Samuel Scott.

Bacino di San Marco on Ascension Day (1739) 
[Museu Nacional d'Art de Catalunya]

Bacino di San Marco on Ascension Day (1734) 
[Collection of Her Majesty the Queen]

 Regatta on the Grand Canal (1734) 
[Collection of Her Majesty the Queen]

 El Gran Canal, desde San Vio, Venecia (1724)
[Museo Thyssen, Madrid]

 Entrance to Grand Canal and Santa Maria della Salute (1743) 
[National Gallery, Washington]

 La plaza de San Marcos en Venecia (1724) 
[Museo Thyssen, Madrid]

 Piazza San Marco and the Piazetta, South East (1743) 
[National Gallery, Washington]

 Piazza San Marco, South and West (1731) 
[Wadswoth Atheneum Museum, Hartford]

---------------------------------------------------------------------------------

La pequeña descripción de la vida de Canaletto la he extraído del siempre útil Diccionario de arte de Ian Chilvers. Canaletto es uno de mis pintores favoritos. Contemplar una de sus pinturas es una satisfacción, un deleite visual. También lo son las de su sobrino Bernardo Bellotto, que siguió el estilo vedutista (es decir, el estilo paisajístico de vistas urbanas y panorámicas típico del siglo XVIII) de su tío. Os recomiendo experimentar la visión de un Canaletto. Si ya lo habéis hecho, entenderéis el sentimiento que he tratado transmitir. Para los amantes del paisaje, además, se convierte en una experiencia sublime.

4 comentarios:

Noelia dijo...

Su pintura es obsesiva con el detalle, pero cuando los contemplas no puedes por más que quedar ABSOLUTAMENTE deslumbrada...y sus paisajes, llenos de ensoñaciones y poesía, algunos recreados directamente de su imaginación y con la más absoluta precisión te deja sin aliento...aunque a muchos les resulte una pintura relamida, a mi me chifla el uso del color...

Beldz dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, Noelia. Es un placer observar sus pinturas. A mí lo que más me gusta también, a parte del color, es el gran detallismo, fruto del uso de la cámara oscura.

Gracias por tu comentario, ¡hasta pronto! ;)

E.C. Belmont dijo...

Esta hermosa! Yo tuve la oportunidad de ver La plaza de San Marcos en Venecia en un museo por una Expo que trajeron! Siempre me han gustado las escenas de género, aunque claro, en esta resalta mucho más la arquitectura que la situación.
Tienes un blog genial! Saludos

Beldz dijo...

Muchas gracias por tu comentario, ¡y bienvenid@! Me alegro de que tuvieras la oportunidad de ver a Canaletto en directo. Y lo más importante... ¡que te gustara!

Un saludo ;)