Prometheus, the Fallen One

6/01/2006 Beldz 2 Comments


Prometeo ("el que piensa antes") era un titán nacido de Japeto y Clímene. Sus hermanos eran Atlas (al que un día Zeus castigaría a sostener en alto la bóveda celeste sobre la tierra) y Epimeteo ("el que piensa más tarde"). Prometeo modelaba objetos de arcilla y, una vez acabados, los presentaba a Zeus para que los aprobara. Cierto día, modeló al primer hombre bajo la figura de Faenón, un muchacho de hermosos rasgos. Conociendo la atracción irrefrenable de Zeus, Prometeo le ocultó su Faenón. Pero el dios olímpico, desde las nubes, lo descubrió y envió a su águila para que se lo arrebatara. Luego, Zeus se negó a devolverle su más preciada creación. Desafiante, Prometeo realizó otras figuras con el mismo molde: así creó la raza de los hombres.

Los dioses exigían a los hombres sacrificios de bueyes, muchos más de los que podían ofrecerles. Prometeo convenció a Zeus de que aceptara sólo una parte de cada buey, pero éste puso como condición poder elegir el mejor trozo. El astuto Prometeo mató un buey y envolvió lo no comestible, los huesos y las entrañas, en una grasa de aspecto apetitoso; la otra porción contenía la carne mejor, pero la cubrió con el pellejo poco atrayente de la res. Zeus eligió mal y, puesto que era un dios de palabra, se vio obligado a contentarse con los mismos despojos en todos los sacrificios futuros.
Enfadado, Zeus negó a los hombres el don civilizador del fuego, así que Prometeo lo robó para sus protegidos, ocultándolo. Como castigo, Zeus encadenó a Prometeo en un peñasco y cada atardecer enviaba a su águila para que le picoteara el hígado, que se regeneraba todas las noches, prolongando así su agonía. Treinta mil años después, Heracles mató al águila con una flecha y liberó a Prometeo de su tortura.

La historia del Titán Prometeo aparece en las más tempranas etapas de la literatura griega y de la pintura figurativa sobre cerámica. Gozó de una popularidad constante a lo largo de todo el período clásico, debida, seguramente, a su desafío a la autoridad divina para proporcionar a la humanidad las bases de la vida civilizada. No es extraño que los artistas de principios del romanticismo, como el compositor Beethoven, se sintieran fascinados por Prometeo como un símbolo de la lucha sobrehumana por la justicia.

  • Para más información:
Título: Prometeo Encadenado
Autor: Esquilo
Formato: Tapa blanda, 344 páginas
Editorial: Alianza Editorial (Clásicos de Grecia y Roma)
Precio: 10,25€

2 comentarios:

Que tal Beldz Pues si, La vida de prometeo se me hace atrayente, el tuvo el valor de robare el fuego, y luego vivir una y otra vez el mismo tormento. Una gran figura en la mitología, a ver si continuas contándonos sobre personajes similares, como Teseo, el minotauro, Andrómeda...en realidad la mitología es genial!!

Saludos.



Arn.

Beldz dijo...

Hola Arn! Ya iré poniendo cosas sobre mitologia griega mientras vaya informándome...la verdad es que la figura de Prometeo me parece bastante enigmática por el hecho de "subvertir" a la autoridad principal, Zeus, tomárle el pelo y esas cosas que ya cuento...supongo que pocos se atreverian a hacer lo que hizo ;)